Miércoles 16 de abril de 2014

Opinión

Juan José Miguélez

Juan José Miguélez / Filósofo

El poble de Catalunya, al llarg de la seva història, ha manifestat democràticament la voluntat d’autogovernar-se… L’autogovern de Catalunya es fonamenta també en els drets històrics del poble català. El poble de Catalunya té, per raons de legitimitat democràtica, caràcter de subjecte polític i jurídic sobirà.

1191 lecturas

Derechos históricos y legitimidad democrática . . . de ¿qué pueblo?

06/02/2013 - 04:34

Empréstito de la Mancomunidad de Cataluña

Empréstito de la Mancomunidad de Cataluña

El régimen talibán-nacionalista miente sabedor de que, al repetir una y otra vez proposiciones falsas puede lograr que se revistan de verosimilitud. La manipulación goebbelsiana del lenguaje es su especialidad. Embuten las palabras con un significado impropio en su juego tramposo del “cambiazo trilero”.

Es falso que, “a lo largo de su historia”, el pueblo catalán haya manifestado una voluntad democrática de autogobierno. La historia es muy larga. El preámbulo con delirios románticos de la declaración esa de soberanía se remonta a la Edad Media induciendo a los incautos, torticeramente, a identificar régimen feudal con régimen democrático. Una manera espuria de confundir el culo con las témporas: el régimen feudal se fundamente en la desigualdad jurídica, social y económica entre señores y siervos; el sistema democrático se fundamente en la igualdad de los ciudadanos libres. En términos estrictos, la primera manifestación democrática con voluntad, valor y eficacia político-jurídica de autogobierno se realizó con el Estatuto de 1932. Efectivamente, el 2 de agosto de 1931, el pueblo catalán refrendaba su Estatuto. En su artículo primero dice: 'Cataluña se constituye en región autónoma dentro del Estado español y de acuerdo con la Constitución de la República'.

(La Mancomunidad no fue expresión de la voluntad del pueblo catalán, sino de sus líderes en negociación con el Gobierno español. Su finalidad era administrativa, no de autogobierno. Fue como un destemporizado coletazo de lo que los historiadores llaman el pactismo medieval: una suerte de balanceo entre el poder del Rey y el privilegio de los Señores, donde el gran ausente y el gran maltratado era, precisamente, el pueblo.)

Desde la Constitución de 1978, el pueblo catalán ha manifestado su voluntad de autogobierno en dos ocasiones explícitas, los referéndums  estatutarios de 1979 y 2006 y, de forma implícita, en todas las elecciones autonómicas. En ninguno de los textos refrendados por el pueblo catalán aparece una voluntad de autogobierno absoluta, desligada, desvinculada del Estado Español y 'constituida' en sujeto jurídico y político 'soberano'. La casta política miente poniendo tal cosa en boca del pueblo catalán.

Con el sintagma 'derechos históricos' se les llena la boca como si estuvieran por el maná divino alimentados. En realidad es una falacia de lo más casposa y saducea. Cuando uno escucha la palabra derechos entiende que es 'capacidad-legítima-para'; cuando escucha históricos, entiende que esa capacidad se tiene ¡desde tiempo inmemorial!

La realidad es que los derechos a los que se refiere, con costra y morro, nuestra casta política, no son tales; son los privilegios que, como estamento señorial tenían la nobleza y el clero. Manos muertas, no producen; viven (y ¡rediós cómo viven; que vivir, lo que se dice vivir-de-vividor, sólo viven ellos!) a costa de someter al pueblo a servidumbre y opresión: les obligan a prestar numerosos servicios personales, les imponen agobiantes tributos… tienen  monopolio del molino y de la fragua. Vamos, que derechos, lo que se dice derechos, no son y, menos ¡derechos del pueblo! Tampoco son históricos… que ¡por fortuna! quedaron abolidos con la Constitución de 1812.

En la Cataluña medieval, además del 'señorío' de los nobles existió un 'señorío colectivo' de los oligarcas de Barcelona. Lo resalto (no fue el único) por la importancia que tuvo. De ahí vienen el Consell de Cent (120 miembros), el Trentenari (30) y los consellers (5). Lo confirmó por privilegio, Pere el Gran en 1284. (La Generalidad, “agencia recaudadora de impuestos”, no de autogobierno, quedó configurada en 1362; tiempos de Pere el Ceremoniós). Este 'señorío colectivo' siempre estuvo dominado por la oligarquía urbana, la mà major (la Biga), minoría que monopolizaba el gobierno municipal. Siempre, menos ocho años (1453-1461) en que la Busca (mercaderes, artesanos y menestrales) se hizo con el poder municipal. En 1462 los dirigentes de la Busca fueron ejecutados. Y, ¿el pueblo llano, la mà menor o poble menut? Eran un ¡inexistente! 95% de la población que… ¡bastante tenían con su mal-vivir-muriendo!

Esto en la ciudad; en el campo, los señores luchan, en el sentido cruento del término, por el mantenimiento de sus privilegios: el transfondo de la guerra civil de 1462-72 que terminó con la Paz de Pedralbes, fue por la defensa de los privilegios de los nobles contra los siervos-campesinos de la remensa. Los 'malos usos' (seis)  permitían al noble, no sólo castigar al siervo, sino maltratarlo en sentido estricto. 

Y ya para terminar: si con legitimidad democrática quiere nuestra casposa casta nacionalista retrotraernos a aquellos oscuros, viejos (¡serán-antiguos-los-listillos-estos-vividores-ellos-a-cuenta-del-negocio-suyo-del-constructo-delirante-de-la-nación-esa!) y muy injustos tiempos, ¡que Dios nos coja confesados! En cualquier caso deberían elegir otro sintagma: la desigualdad hasta el maltrato, nunca es legítima; hablar de democracia en el lejano medioevo es “coger una borrachera” en el túnel del tiempo. No hay más legitimidad democrática que aquella que acata la ley; que aquella que establece y defiende que nadie está por encima de la ley, garante de los derechos individuales, única e igual para todos los ciudadanos. El camino lo marca con total claridad y precisión la Constitución de 1978. ¡También para cuando haya de ser modificada!

Valora este artículo + 23 (23 votos)

1 Comentario

#1 ROSA MARIA MARTIN LOPEZ, 08/02/2013 - 01:07
Valora + 8 (8 votos)

lLA LUZ DE QUIEN SABE!
EL NACIONALISMO HA DADO UN COLOR A LA HISTORIA SEGÚN SUS INTERESES Y AMBICIONES. HA SUBVERTIDO EL VALOR DE LAS PALABRAS, HA ENTRADO EN UN JUEGO QUE SÓLO AQUÉL QUE ESTÉ BIEN PREPARADO SERÁ CAPAZ DE VALORAR.
LE DOY LAS GRACIAS POR SU EXCELENTE ARTÍCULO.

Denunciar comentario

Deja tu comentario


 
 
   
 

DL se reserva el derecho de eliminar comentarios que no cumplan las normas de participación

Entradas anteriores

© 2012 Copyright Diálogo Libre SL · Se permite la reproducción siempre que se cite la fuente